Keeping Kids Cool During a Heat Wave

Keeping Kids Cool During a Heat Wave

Para leer en Español, por favor haga clic aquí

Summer is in full swing – a time for enjoying long days, spending carefree time with friends and family, and making memories that last a lifetime. But along with trips to the pool, park, and other outdoor attractions comes the risk of heat-related illness. So, what can you do to make sure your children are safe and healthy this summer, even as temperatures rise?

According to Maureen Donnelly, RN, MSN, Injury Prevention Coordinator at Cooper University Health Care and Safe Kids Southern NJ Coalition Coordinator, the keys factors to beating the heat are knowledge and prevention.

“The best way to protect your children from dehydration, heat exhaustion, and/or heat stroke is to know the signs and plan ahead,” Donnelly says. “These symptoms also apply to adults, so be careful, especially when temperatures rise above 90° F.”

Signs of Heat-Related Illness

Donnelly says that heat-related hazards can come on quickly, so it’s important to recognize the symptoms and know how to treat them.

Symptoms of Dehydration, Heat Exhaustion, and Heat Stroke

Dehydration

  • Thirst
  • Headache
  • Feeling dizzy/lightheaded
  • Dry skin and mouth
  • Dark yellow urine
  • Increased heart rate and breathing

Heat Exhaustion

  • Heavy sweating
  • Headache/nausea/vomiting
  • Cold or clammy skin
  • Muscle cramps and weakness
  • Dizziness/confusion
  • Fast, weak pulse

Heat Stroke

  • High body temperature (> 103° F)
  • Headache/nausea/vomiting
  • Hot, red, dry, skin
  • Dizziness/confusion
  • Loss of consciousness
  • Fast, strong pulse

Treatment of Heat-Related Illness

If your child is dehydrated, stop their activity immediately and move them to a cool place. Give your child fluids. Drinks such as sports drinks are good choices because they have salt and minerals, which help restore the body’s electrolytes.

Heat exhaustion is more serious. Follow the same instructions for dehydration. You can also help lower the child’s body temperature with cool cloths or ice packs. If symptoms get worse or last longer than one hour, seek medical attention.

“Heat stroke occurs when the body can no longer regulate its temperature,” Donnelly says. “This is the most serious heat-related illness, and you should call 911 immediately.” While waiting for assistance, try to cool your child quickly by moving to a cooler area and applying ice packs to their neck and armpits.

Tips to Beat the Heat

If you plan to be outside, there are several steps you can take to protect your children from heat-related illness:

  • Stay hydrated: Pack a water bottle and encourage your children to drink frequently, even if they don’t ask for it. On hot days, infants taking bottles can be given additional breast milk or formula, but they should not be given water, especially in the first six months of life.
  • Choose water-rich foods: Some of the best fruits to snack on in the heat include watermelon, pineapple, grapes, blueberries, and oranges. Water-rich vegetables, such as cucumber, celery, and zucchini, can also help to provide hydration.
  • Dress lightly: Dress your children in clothing that is light-colored, lightweight, and limited to one layer of absorbent material that will maximize the evaporation of sweat. Kids have a lower capacity for sweating than adults.
  • Plan for extra rest time: Heat can often make children (and their parents!) feel tired and irritable. Spend time indoors regularly to cool off, rest, and drink water.
  • Keep cool: When your children feel hot, jump in the pool or water (if available), mist them with water, or apply cool cloths to their skin.
  • Never leave children in a car: The inside of a car can become dangerously hot in just a short amount of time, even with the windows open.

What can you do during the dog days of summer when it’s just too hot to go out?

  • Plan a movie marathon: Pick your children’s favorite flicks, grab some snacks, and enjoy a movie matinee when the heat is most intense.
  • Visit an aquarium or a local museum: Take a day trip to your nearest indoor attraction and spend the day enjoying a fun, educational experience.
  • Head to the mall: Enjoy a snack and check out what’s new at your favorite stores. It will be time to shop for “back to school” before you know it.
  • Stop by the library: Spending an afternoon at the library is a great way to keep kids cool, busy, engaged, and enlightened. Many libraries offer free story hour and other activities for kids.
  • Get out the craft supplies: You know all those arts and crafts gifts that your children got for the holidays? It’s time to break them out and let your kids’ imaginations run wild!

Summer is meant for fun and relaxation for the whole family. But as the heat sizzles, be mindful of the risk factors that can come with it. With a bit of planning and prevention, and a watchful eye, you can be sure that you and your children will have a safe – and cool – summer!

For more safety tips for kids, visit https://www.safekids.org/safetytips.

If your child needs quick medical attention for a non-life-threatening condition, visit one of Cooper’s Urgent Care Centers in Cherry Hill, Audubon, or Cinnaminson. Each of our centers is staffed by expert, board-certified Emergency Medicine physicians. You can reserve your spot online before you visit to secure your place in line. Walk-ins also accepted.


 

Mantener a las niñas frescas durante una ola de calor

El verano está en pleno apogeo: un momento para disfrutar de largos días, pasar tiempo sin preocupaciones con amigos y familiares y crear recuerdos que durarán toda la vida. Pero junto con los viajes a la piscina, el parque y otras atracciones al aire libre, existe el riesgo de enfermedades relacionadas con el calor. Entonces, ¿qué puede hacer para asegurarse de que sus hijos estén seguros y saludables este verano, incluso cuando aumentan las temperaturas?

Según Maureen Donnelly, RN, MSN, coordinadora de prevención de lesiones en Cooper University Health Care y coordinadora de Safe Kids Southern NJ Coalition, los factores clave para combatir el calor son el conocimiento y la prevención.

“La mejor manera de proteger a sus hijos de la deshidratación, el agotamiento por calor y/o el golpe de calor es conocer las señales y planificar con anticipación”, dice Donnelly. “Estos síntomas también se aplican a los adultos, así que tenga cuidado, especialmente cuando las temperaturas superen los 90° F”.

Signos de enfermedades relacionadas con el calor

Donnelly dice que los peligros relacionados con el calor pueden aparecer rápidamente, por lo que es importante reconocer los síntomas y saber cómo tratarlos.

Síntomas de deshidratación, agotamiento por calor y golpe de calor

Deshidración

  • Sed
  • Dolor de cabeza
  • Sentirse mareado/aturdido
  • Piel y boca secas
  • orina de color amarillo oscuro
  • Aumento de la frecuencia cardíaca y la respiración.

Agotamiento por calor

  • sudoración intensa
  • Dolor de cabeza/náuseas/vómitos
  • Piel fría o húmeda
  • Calambres musculares y debilidad
  • Mareos/confusión
  • Pulso rápido y débil

Golpe de calor

  • Temperatura corporal alta (> 103° F)
  • Dolor de cabeza/náuseas/vómitos
  • Piel caliente, roja, seca
  • Mareos/confusión
  • Pérdida de consciencia
  • Pulso rápido y fuerte

Tratamiento de enfermedades relacionadas con el calor

Si su hijo está deshidratado, detenga su actividad inmediatamente y muévalo a un lugar fresco. Dele líquidos a su hijo. Las bebidas como las bebidas deportivas son buenas opciones porque tienen sal y minerales, que ayudan a restaurar los electrolitos del cuerpo.

El agotamiento por calor es más serio. Siga las mismas instrucciones para la deshidratación. También puede ayudar a bajar la temperatura corporal del niño con paños fríos o bolsas de hielo. Si los síntomas empeoran o duran más de una hora, busque atención médica.

“El golpe de calor ocurre cuando el cuerpo ya no puede regular su temperatura”, dice Donnelly. “Esta es la enfermedad más grave relacionada con el calor y debe llamar al 911 de inmediato”. Mientras espera ayuda, intente refrescar a su hijo rápidamente moviéndose a un área más fresca y aplicando bolsas de hielo en el cuello y las axilas.

Consejos para combatir el calor

Si planea estar afuera, hay varios pasos que puede tomar para proteger a sus hijos de enfermedades relacionadas con el calor:

  • Manténgase hidratado: empaque una botella de agua y anime a sus hijos a beber con frecuencia, incluso si no lo piden. En los días calurosos, a los bebés que toman biberones se les puede dar leche materna o fórmula adicional, pero no se les debe dar agua, especialmente en los primeros seis meses de vida.
  • Elija alimentos ricos en agua: algunas de las mejores frutas para picar en el calor incluyen la sandía, la piña, las uvas, los arándanos y las naranjas. Las verduras ricas en agua, como el pepino, el apio y el calabacín, también pueden ayudar a proporcionar hidratación.
  • Vístase con ropa ligera: vista a sus hijos con ropa de colores claros, liviana y limitada a una capa de material absorbente que maximizará la evaporación del sudor. Los niños tienen unamenor capacidad de sudoración que los adultos.
  • Planifique un tiempo de descanso adicional: el calor a menudo puede hacer que los niños (¡y sus padres!) se sientan cansados ​​e irritables. Pase tiempo en el interior con regularidad para refrescarse, descansar y beber agua.
  • Manténgase fresco: cuando sus hijos sientan calor, salte a la piscina o al agua (si está disponible), rocíelos con agua o aplique paños fríos en la piel.
    Nunca deje a los niños en un automóvil: el interior de un automóvil puede calentarse peligrosamente en poco tiempo, incluso con las ventanas abiertas.

¿Qué puedes hacer durante los días caninos del verano cuando hace demasiado calor para salir?

  • Planifique una maratón de películas: elija las películas favoritas de sus hijos, tome algunos refrigerios y disfrute de una matiné de películas cuando el calor sea más intenso.
  • Visite un acuario o un museo local: realice una excursión de un día a la atracción interior más cercana y pase el día disfrutando de una experiencia divertida y educativa.
  • Diríjase al centro comercial: disfrute de un refrigerio y vea las novedades en sus tiendas favoritas. Será hora de comprar para el “regreso a la escuela” antes de que te des cuenta.
  • Pase por la biblioteca: pasar una tarde en la biblioteca es una excelente manera de mantener a los niños frescos, ocupados, comprometidos e informados. Muchas bibliotecas ofrecen horas de cuentos gratis y otras actividades para niños.
  • Saque los suministros para manualidades: ¿Conoce todos esos regalos de artes y manualidades que sus hijos recibieron para las fiestas? ¡Es hora de romperlos y dejar volar la imaginación de sus hijos!

El verano está destinado a la diversión y la relajación para toda la familia. Pero a medida que el calor chisporrotea, tenga en cuenta los factores de riesgo que pueden surgir con él. Con un poco de planificación y prevención, y un ojo atento, puede estar seguro de que usted y sus hijos tendrán un verano seguro y fresco.

Para obtener más consejos de seguridad para niños, visite https://www.safekids.org/safetytips.

Si su hijo necesita atención médica rápida por una afección que no pone en peligro la vida, visite uno de los Centros de atención de urgencia de Cooper en Cherry Hill, Audubon o Cinnaminson. Cada uno de nuestros centros cuenta con médicos expertos en medicina de emergencia certificados por la junta. Puede reservar su lugar en línea antes de su visita para asegurar su lugar en la fila. También se aceptan visitas sin cita previa.

Leave a Reply

Your email address will not be published.