Should Children With Cold Symptoms Be Tested for COVID-19?

Caring African Mom Checking Temperature Of Her Sick Child At Home, Girl In Blanket

Before the COVID-19 pandemic, a runny nose, fever, or cough during the winter months wouldn’t have been worrisome. Now, however, those same symptoms could signal something more serious. Parents may be unsure whether a cough is just a cold or a fever is just the flu – or an indicator of COVID-19. Naturally, they will wonder whether a child who has symptoms should be tested.

According to Heidi J. Weinroth, General Pediatrician at Cooper University Health Care, symptoms that warrant staying at home include sneezing, runny nose, coughing, diarrhea, vomiting, and abdominal pain, regardless of whether your child has a fever. “If your child has any of these symptoms, then you should call your pediatrician and discuss the possibility of getting your child tested for COVID-19,” Dr. Weinroth explains. “We now have the ability to test for flu at the same time if needed.”

If your pediatrician recommends a COVID-19 test for your child, they will schedule an appointment at a convenient test site that is close to your home. The results are typically available within 24 hours. A negative test result will provide peace of mind. However, if the test result is positive, you will need to advise your child’s daycare center or school immediately. Your child must stay at home to isolate from others for at least 10 days. Household members also must quarantine.

During quarantine, to avoid transmission to others in the household, your child should, when possible:

  • Stay in a separate room
  • Use a separate bathroom
  • Avoid sharing dinnerware, towels, and other household items
  • Wear a face mask in common areas
  • Limit contact with family members and pets
  • Avoid contact with visitors

“During a family quarantine, it is imperative for every person in the household to wear a mask and to wash their hands with soap and water for at least 20 seconds as often as possible,” says Dr. Weinroth. “Transmission in a household can remain low if these steps are taken.”

“When families are faced with quarantining as a unit, the length of the quarantine depends on the situation. When a child has a positive test result, all family members need to quarantine for 14 days after the sick child meets the criteria outlined by the pediatrician to end home isolation says Dr. Weinroth. “Any time a new household member gets sick with COVID-19, you will need to restart your quarantine from the last day you had close contact.”

Here are some quarantine tips to help you to plan ahead and be prepared:

  • Stock up on food and household supplies. People under quarantine shouldn’t go to the grocery store. Consider keeping a supply of food that won’t expire quickly, such as canned beans, boxed pasta, and jarred sauces. To ensure that your family is eating fresh food, you can buy longer-lasting produce, such as apples and carrots.
  • Prepare to work from home. If possible, try to arrange for telecommuting so that you can keep up with work if you need to quarantine.
  • Make sure to plan entertainment.As you can imagine, you and your family will probably feel restless if you’re at home for two weeks. Some options to keep everyone busy include board games, streaming services, and craft activities.

Everyone can help to stop the spread of COVID-19. Remember to wear a face mask when in a public place, maintain good hand hygiene, and practice physical distancing from people who do not live in your household.

For more information on COVID-19 testing, click here. To schedule an appointment with a Cooper pediatrician, click here.

 

¿Los niños con síntomas de resfriado deben hacerse la prueba de COVID-19?

Antes de la pandemia de COVID-19, la secreción nasal, la fiebre o la tos durante los meses de invierno no habrían sido preocupantes. Ahora, sin embargo, esos mismos síntomas podrían indicar algo más grave. Los padres pueden no estar seguros de sí la tos es solo un resfriado o la fiebre es solo gripe o un indicador de COVID-19. Naturalmente, se preguntarán si un niño que tiene síntomas debe hacerse la prueba.

Según Heidi J. Weinroth, pediatra general de Cooper University Health Care, los síntomas que justifican quedarse en casa incluyen estornudos, secreción nasal, tos, diarrea, vómitos y dolor abdominal, independientemente de si su hijo tiene fiebre. “Si su hijo tiene alguno de estos síntomas, debe llamar a su pediatra y discutir la posibilidad de hacerle una prueba de COVID-19”, explica el Dr. Weinroth. “Ahora tenemos la capacidad de realizar pruebas de influenza al mismo tiempo si es necesario”.

Si su pediatra recomienda una prueba de COVID-19 para su hijo, programará una cita en un lugar de prueba conveniente que esté cerca de su casa. Los resultados suelen estar disponibles en 24 horas. Un resultado negativo de la prueba le proporcionará tranquilidad. Sin embargo, si el resultado de la prueba es positivo, deberá avisar inmediatamente a la guardería o escuela de su hijo. Su hijo debe quedarse en casa para aislarse de los demás durante al menos 10 días. Los miembros del hogar también deben ponerse en cuarentena.

Durante la cuarentena, para evitar la transmisión a otras personas en el hogar, su hijo debe, cuando sea posible:

  • Quédate en una habitación separada
  • Usar un baño separado
  • Evite compartir vajillas, toallas y otros artículos del hogar
  • Use una mascarilla en áreas comunes
  • Limite el contacto con familiares y mascotas
  • Evite el contacto con los visitantes

“Durante una cuarentena familiar, es imperativo que todas las personas en el hogar usen una máscara y se laven las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos con la mayor frecuencia posible”, dice el Dr. Weinroth. “La transmisión en un hogar puede permanecer baja si se toman estas medidas”.

“Cuando las familias se enfrentan a la cuarentena como unidad, la duración de la cuarentena depende de la situación. Cuando un niño tiene un resultado positivo en la prueba, todos los miembros de la familia deben permanecer en cuarentena durante 14 días después de que el niño enfermo cumpla con los criterios establecidos por el pediatra para terminar con el aislamiento en el hogar”, dice el Dr. Weinroth. “Cada vez que un nuevo miembro del hogar se enferma con COVID-19, deberá reiniciar su cuarentena desde el último día que tuvo contacto cercano”.

“Durante una cuarentena familiar, es imperativo que todas las personas en el hogar usen una máscara y se laven las manos con agua y jabón durante al menos 20 segundos con la mayor frecuencia posible”, dice el Dr. Weinroth. “La transmisión en un hogar puede permanecer baja si se toman estas medidas”.

“Cuando las familias se enfrentan a la cuarentena como unidad, la duración de la cuarentena depende de la situación. Cuando un niño tiene un resultado positivo en la prueba, todos los miembros de la familia deben permanecer en cuarentena durante 14 días después de que el niño enfermo cumpla con los criterios establecidos por el pediatra para terminar con el aislamiento en el hogar”, dice el Dr. Weinroth. “Cada vez que un nuevo miembro del hogar se enferma con COVID-19, deberá reiniciar su cuarentena desde el último día que tuvo contacto cercano”.

Estos son algunos consejos de cuarentena que le ayudarán a planificar con anticipación y estar preparado:

  • Abastecerse de alimentos y suministros domésticos. Las personas en cuarentena no deben ir al supermercado. Considere mantener un suministro de alimentos que no caduquen rápidamente, como frijoles enlatados, pasta en caja y salsas en tarros. Para asegurarse de que su familia coma alimentos frescos, puede comprar productos de mayor duración, como manzanas y zanahorias.
  • Prepárese para trabajar desde casa. Si es posible, trate de hacer arreglos para el trabajo a distancia para que pueda mantenerse al día con el trabajo si necesita ponerse en cuarentena.
  • Asegúrese de planificar el entretenimiento. Como puede imaginar, es probable que usted y su familia se sientan inquietos si están en casa durante dos semanas. Algunas opciones para mantener a todos ocupados incluyen juegos de mesa, servicios de transmisión y actividades artesanales.

Todos pueden ayudar a detener la propagación de COVID-19. Recuerde usar una mascarilla cuando se encuentre en un lugar público, mantenga una buena higiene de manos y practique el distanciamiento físico de las personas que no viven en su hogar.

Para obtener más información sobre las pruebas de COVID-19, haga clic aquí. Para programar una cita con un pediatra de Cooper, haga clic aquí.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *